Morales afirmó que el mejor homenaje a los 30 años del desarrollo de la “Marcha por la vida” es la unidad de Bolivia

Lunes 29 de agosto de 2016

(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, afirmó, esta noche, que la mejor forma de rendir homenaje a los 30 años del desarrollo de la “Marcha por la vida” es mantener la unidad en el país, esto en un acto que se desarrolló en la vicepresidencia con presencia de la Federación Sindical Única de Trabajadores Mineros de Bolivia.

“El mejor homenaje a los marchistas de aquellos tiempos es la unidad y esta será siempre el triunfo de la clase trabajadora y del pueblo boliviano frente a los intereses externos”, aseveró la autoridad nacional.

Asimismo, dijo que en cuanto se garantice que las empresas del Estado generan divisas para el país, “contentos vamos a seguir nacionalizando para que siga creciendo nuestra federación y la riqueza en Bolivia, esa es la responsabilidad que tenemos como trabajadores y autoridades”, complementó.

Entre el 22 y 28 de agosto de 1986 se desarrolló la “Marcha por la vida” desde Caracollo con la intensión de llegar hasta la sede de gobierno, pero la misma fue frenada en Calamarca, cuando el gobierno de Víctor Paz Estenssoro mandó a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional a rodearles, apoyadas en tanques y tanquetas.

Los mineros habían decidido realizar esta medida de presión a raíz del despido de más de 20 mil trabajadores de los centros mineros de un total de 30 mil, después de la aplicación del Decreto Supremo 21060, que planteaba la reducción del déficit fiscal mediante el congelamiento de los salarios; el aumento del precio de la gasolina y reducción de los gastos del Estado.

Asimismo, este decreto supremo determinaba el cambio de la moneda; la creación del bolsín en el Banco Central de Bolivia; la racionalización de la burocracia mediante la relocalización de los mineros; la libre contratación; la liberalización del mercado; la libre oferta y demanda, entre otros.

Por su parte, Edgar “Huracán” Ramírez, ex secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, señaló que a esto se sumó el desabastecimiento de las pulperías mineras y se dio el desmantelamiento de los centros mineros, lo que imposibilitó que los pocos mineros que quedaron empleados, continuarán con su trabajo.

La autoridad nacional, también, recordó que pasaron 20 años desde este movimiento para que se constituyera el instrumento político que reunió a todos los sectores sociales del país para recuperar la soberanía política, económica y los recursos naturales en Bolivia.

“Desde ese momento es que demostramos que, desde cualquier sector, Bolivia, como es hasta ahora, seguirá siendo modelo de cómo cambiar el pasado colonial o el pasado neoliberal mediante un Estado plurinacional”, acotó.

Asimismo, destacó el crecimiento económico, la estabilidad económica, política y social lograda en el país, con el incremento de los trabajadores mineros y en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos; el incremento significativo de las reservas internacionales; bajo nivel de deuda externa, entre otros logros. “Bolivia se convierte en un país modelo en su economía”, añadió.

“Los datos demuestran que nuestro esfuerzo, nuestra lucha, nuestras marchas no han sido en vano, estamos seguros de que tenemos que seguir mejorando la economía nacional, sea gas o minerales son recursos no renovables”, por eso se apuesta a la generación de energía eléctrica para su exportación, agregó la autoridad nacional.