Vicepresidente afirma que carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos depende de benianos y cochabambinos

Martes 22 de noviembre de 2011

(COCHABAMBA).- La construcción del segundo tramo carretero Villa Tunar - San Ignacio de Moxos, por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), depende del deseo de integración de los departamentos de Beni y Cochabamba, manifestó el martes el presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional del Estado, Álvaro García Linera.

Así lo señaló, en ocasión de participar de una reunión con representantes de las Justas Vecinales de Cochabamba, en instalaciones del Coliseo de la Costanera de la mencionada capital, donde hizo una detallada explicación de por qué debería construirse ese tramo caminero por el Parque Nacional Isiboro Sécure.

Aseguró, que la determinación a ser asumida, cualquier que sea, debe nacer de las bases en los mencionados departamentos, y no así, de intereses empresariales y de dirigentes que impulsaron una marcha en rechazó a la construcción de esa vía con un marcado interés político de desprestigiar a la administración del presidente, Evo Morales Ayma.

“La marcha de los indígenas ha sido promovida por el interés de algunos sectores empresariales y ONG y que ha truncado el sueño de los bolivianos, consolidando además la aprobación de una Ley que contempla el término intangibilidad. Quiero decirles que la intangibilidad no lo ha puesto el presidente Evo, ellos (dirigentes) lo han puesto a sugerencia de sus asesores extranjeros para arruinarlos y ahora recién los hermanos entienden qué significa intangibilidad y eso significa que no se puede tocar el medio ambiente y la biodiversidad”, precisó el Vicepresidente.

García explicó que en los países de México, Estados Unidos, Perú y Costa Rica hay parques nacionales por donde pasan carreteras y la integridad de las mismas están intactas, por lo que sí es posible hacer la vinculación caminera entre el Beni y Cochabamba por el TIPNIS, pero que lamentablemente intereses políticos y empresariales se oponen argumentando la defensa de la biodiversidad.

“Intereses de terceros han impedido que se haga la carretera, quienes aniquilan los bosques quieren que nosotros cuidemos los bosques a nombre de ellos, pero ellos siguen matando bosques porque hay unos bolivianitos que están cuidando los bosques para los norteamericanos, porque es el pulmón de Bolivia y el mundo y nos dicen que no hay que tocar el pulmón”, declaró.

“Pero averiguando no había sido tan pulmón, dentro del TIPNIS había habido unos hoteles de lujo para gringos, hay dos pistas de aterrizaje y se va por unos ríos y se llega a unos hoteles de lujo, de cinco estrellas en el TIPNIS, cuatro días siete mil dólares. Además, ahí adentro hemos encontrado cinco concesiones madereras, hay empresas con 34 mil hectáreas, 34.200 hectáreas, 24 mil hectáreas y de 40 mil hectáreas, hemos encontrado las cortadoras en cuatro concesiones madereras”, denunció el Vicepresidente.