Vicepresidente: Los niños son lo más importante de Bolivia, sin ellos no habría país

Jueves 16 de mayo de 2019

(WARNES-SANTA CRUZ).- Esta mañana, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, participó en la inauguración de la guardería municipal “Julia Kattán de Said”, ubicada en el distrito 1, del municipio de Warnes, perteneciente al departamento de Santa Cruz, ocasión en la que la autoridad nacional destacó la importancia de la niñez y afirmó que esta es lo más importantes para Bolivia y que sin los niños no habría país.

“Una sociedad, un departamento, un país es grande, es fuerte y sano, ante todo, por cómo trata a la niñez; un país tiene grandeza en el mundo no solo por su economía y su ciencia sino, ante todo, por cómo trata a los niños (…) los niños son lo más importante de un país, son el país, Bolivia son los niños”, reflexionó el mandatario de Estado.

De igual manera, resaltó el valor y la responsabilidad tanto de las autoridades como de la misma familia en la formación e inculcación de valores a los pequeños y pequeñas.

“Si una sociedad, si una familia no enseña a un niño a tener valores, respetos y perseverancias, este niño cuando sea mayor fracasará y tendrá problemas; una sociedad cosecha 30 años después lo que siembra al inicio, si siembra el bien en el niño, cosechará el bien cuando este sea adulto”, afirmó García Linera.

Por ello, exhortó a los padres y madres de familia a asumir sus responsabilidades y atender las necesidades de los hijos que decidan tener, que se planifiquen las familias para que no haya abandonos o maltratos hacia las y los pequeños.

“Los niños son lo fundamental de una sociedad y este es un trabajo tanto del Estado, que debe garantizar que tenga educación gratuita, educación gratuita, que haya una guardería adecuada en la que se brinde aprendizaje, educación, alimentación y atención adecuadas; pero la segunda obligación es de las madres y de los padres”, complementó.

el vicepresidente exhortó a la población a construir familias en las que ambos progenitores estén presentes, trabajen por sus hijos y dediquen calidad de tiempo a sus pequeños para contar con una sociedad sana y fuerte “dedicar menos tiempo a los amigos y a la farra y más tiempo a los niños que necesitan de la preocupación de sus padres”, agregó.

La infraestructura, que demandó una inversión de 4.207.851 bolivianos, ocupa una superficie de 1.148,72 metros cuadrados en los que se distribuyen las salas para niños y niñas de uno, dos, tres, cuatro y cinco años de edad, baños para niños y niñas, baños para el personas con su vestidor y otro para visitas, depósito para material didáctico, áreas de recreación, enfermería, sala de reuniones y área de descanso para el personal, la dirección, la secretaría, cocina, comedor, lavandería, asimismo, la edificación también cuenta con parqueo para 16 vehículos y un espacio de parada para diez mototaxis.