Los presidentes de Bolivia y Paraguay celebraron los 84 años de la firma de paz entre ambos países tras el cese de hostilidades de la Guerra del Chaco

Miércoles 12 de junio de 2019

(LA PAZ).- Esta mañana, con la presencia de los presidentes de la República de Paraguay, Mario Abdo Betínez, y del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, y otras autoridades de ambos países, se desarrolló el acto de conmemoración de los 84 años de la firma del acuerdo de paz entre ambas naciones, tras el cese de hostilidades de la Guerra del Chaco, en la plaza Murillo.

“Bolivia y Paraguay somos pueblos hermanos y de nuestra hermandad nace la paz, ambos pueblos pacíficos comulgamos con la cultura del diálogo”, destacó el presidente boliviano.

Asimismo, lamentó que se haya llevado a cabo la Guerra del Chaco impuesta por intereses extranjeros “que nos lanzaron a una aventura sangrienta, ambos pueblos pusimos vidas para que las empresas transnacionales se lleven nuestros recursos naturales; hemos sido víctimas de la codicia y de la ambición de intereses extranjeros que no dudaron en sacrificarnos”, agregó.

“Afortunadamente esa historia de la guerra fratricida ha sido vencida con nuestra cultura de paz, con la cultura que procede de nuestros pueblos indígenas, hoy estamos escribiendo una nueva historia, la historia de la integración, nuestra hermandad se consagra hoy con proyectos energéticos, hidrocarburíferos, productivos y agropecuarios. Estamos dando un ejemplo de unidad e integración de nuestra región”, complementó la autoridad boliviana.

Por su parte, el presidente paraguayo destacó que se celebre este acto por primera vez entre autoridades de ambos países en la sede de gobierno boliviana, así como las reuniones bilaterales que se tienen previstas, además, de la presencia de cerca del medio centenar de empresarios paraguayos que se reunieron con sus correspondientes en territorio boliviano.

“Estamos conmemorando 84 años de la firma del Protocolo de Paz entre nuestros países, hemos elegido, con el hermano presidente Evo Morales, esta fecha para renovar ese compromiso con nuestros antepasados (…) tuvimos una historia en la que ambos países hemos conocido la bravura, el coraje y el heroísmo tanto de los soldados como de los pueblos paraguayo y boliviano”, aseveró el mandatario paraguayo.

Asimismo, indicó que el mejor homenaje que se puede realizar a los caídos en la Guerra del Chaco es la demostración de hermandad y trabajo entre autoridades nacionales de ambos países en diferentes áreas como ser medioambiente, seguridad y defensa, conectividad física, de infraestructura y tecnológica; de cooperación y fortalecimiento de las relaciones de comercio bilateral, entre otras.

“Paraguayos y bolivianos, hoy, aunando nuestros lazos de amistad para poder transitar juntos y buscar la prosperidad de nuestros pueblos, ese es el mejor homenaje a aquellos que dieron todo por defender a nuestras naciones”, complementó Mario Abdo Betínez.

Las palabras de ambos mandatarios de Estado, boliviano y paraguayo, se vertieron después de la entonación de los himnos nacionales de ambos países y las 21 salvas en honor a los caídos en el conflicto bélico que separó a ambas naciones, pero que actualmente recorren el camino de la unidad y hermandad.