García Linera: Los niños y las niñas son lo más sagrado de un país

Viernes 19 de abril de 2019

(TARIJA).- La mañana de este viernes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, llegó hasta el Hogar de Niñas “Moisés Navajas”, en la ciudad de Tarija, el cual acoge a 38 niñas de diferentes edades, la autoridad nacional lamentó que parte de la niñez del país sea víctima de cualquier tipo de maltrato porque son “lo más sagrado” de una nación y recordó que es importante que las familias les brinden protección, cariño, educación e inculquen valores.

“Me duele todo lo malo que les han hecho a cada una de ustedes, nadie tiene derecho de maltratar a una niña o niño. La persona que maltrata a una niña, le da la espalda a un ser humano”, reflexionó ante los presentes.

En este sentido, recomendó a las menores siempre cuidarse entre ellas, denunciar cualquier maltrato, no callar, defender sus derechos, y pese a los obstáculos que se les presenten, luchar siempre por salir adelante y les pidió que nunca olviden que “cada una de ustedes son muy valientes y siempre habrá personas que les ayude, pero no olviden que ustedes son muy valientes”, reiteró.

En la ocasión, también agradeció el cuidado y enseñanzas de las personas que administran este hogar y se comprometió a trabajar en medidas que contribuyan a un mayor apoyo en la formación profesional de las internas.

“Voy a planificar cómo ayudar a las siguientes generaciones porque no se van a quedar aquí siempre”, complementó el vicepresidente del Estado.

Al concluir, la autoridad nacional, a nombre del gobierno, entregó víveres, electrodomésticos, prendas de vestir, refrigeradores, computadoras portátiles, televisores, lavadoras, material escolar, sábanas y demás para contribuir con la alimentación, educación y seguridad de las menores que se encuentran en este hogar.

Finalmente, el vicepresidente, junto a las niñas y autoridades del hogar, recorrió los ambientes de la casa de acogida, escuchó las preocupaciones y demandas de las internas, las mismas que serán consideradas, posteriormente, entre abrazos y risas, el mandatario de Estado se despidió de ellas.