Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera renunciaron a ser autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia para pacificar al país

Domingo 10 de noviembre de 2019

(LAUCA Ñ-COCHABAMBA).- Esta tarde, desde el municipio de Lauca Ñ, perteneciente al departamento de Cochabamba, el presidente del Estado, Evo Morales Ayma, y el vicepresidente, Álvaro García Linera, hicieron conocer su renuncia a continuar como autoridades de Bolivia con el fin de pacificar al país.

Evo Morales dijo que renunciaba para que las personas más humildes ya no sean hostigadas ni maltratadas y que quienes ganan día a día el sustento para sus familias ya no tengan pérdidas, no sufran más y para que las mujeres de pollera no sean pateadas, “no queremos más enfrentamientos; todo por Bolivia, todo por la patria”, agregó.

“Hemos tomado esa decisión para que no se use la violencia por parte de estas fuerzas contra el pueblo, para que no maltraten a más familias, para que no ensangrienten nuestros campos ni nuestros barrios; estamos renunciando para que no golpeen más a la gente trabajadora de las ciudades y del campo y quiero que sepan que desde donde estemos, seguiremos luchando”, afirmó García Linera, quien también renunció a la presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

García indicó que después de las elecciones, las fuerzas opositoras se organizaron para bloquear vías, maltratar a la gente más necesitada del país, discriminaron a los más pobres y a las mujeres de pollera como parte del inicio del golpe de Estado, en cuya última etapa se vivió la ruptura del orden constitucional por parte de un sector de la Policía Nacional “que dejó de proteger a la ciudadanía, a las instituciones, se acuarteló y desconoció a su mando y se convirtió, una parte de ellos, en grupo de choque de fuerzas políticas antidemocráticas y antibolivianas”, agregó.

También dijo que Evo Morales y su persona son gente trabajadora que viven para favorecer a los más humildes y que ha dedicado su pensamiento y acción para proteger a los más desamparados, “ese es nuestro compromiso y nunca vamos a renunciar a ello, por eso no queremos que estos grupos violentos, a nombre de reivindicaciones, ensangrienten más al pueblo”, complementó.

Álvaro García Linera realizó un recuento de todos los avances que el gobierno de Evo Morales propició en 13 años de gobierno, entre los más destacados están el haber nacionalizado los hidrocarburos medida que dio soberanía económica a Bolivia, haber sacado al 30 % de los bolivianos de la extrema pobreza y que se convirtieran en clase media, se ha entregado más de 200 mil viviendas a las familias más humildes, a madres solteras, se ha integrado al país, se ha industrializado materias primas, se ha propiciado la educación gratuita y oportunidades de trabajo para los jóvenes.

“Somos el país que más ha crecido en el continente, lo hemos colocado en una situación de dignidad, que mejor distribuyó la riqueza, que se preocupó del pobre y del humilde, con el presidente Evo, hemos hecho que el anciano tenga su renta, los niños, su bono para que estudien, que la madres embarazadas tengan su protección, que los bolivianos tengan un Seguro Único de Salud”, entre otros beneficios directos para la población, enfatizó.

Por otra parte, Morales, quien señaló que se quedará en el trópico cochabambino, agradeció a todos sus colaboradores y a quienes trabajaron de cerca con su persona en estos 13 años de gobierno, también a los movimientos sociales que le apoyaron, a los países y organismos internacionales que le acompañaron, entre muchos más; y pidió disculpas por ser tan exigente con el trabajo y es que este debía beneficiar a Bolivia.

Finalmente, García Linera exhortó “a quienes nos han robado el voto que no destruyan Bolivia, que su ambición, su egoísmo y su violencia no destruya Bolivia; al pueblo, que siempre vamos a estar a su lado y vamos a cumplir la sentencia de Túpac Katari: volveremos y seremos millones”, aseveró.