El vicepresidente del Estado explicó en la Cainco los alcances de la economía boliviana y sus resultados

Viernes 31 de mayo de 2019

(SANTA CRUZ DE LA SIERRA).- La mañana de este viernes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, explicó los resultados de la sólida economía boliviana que permite a la sociedad acceder a ingresos medios y las oportunidades que ofrece para que sectores como el privado crezcan y apoyen las actividades del Estado para continuar con el crecimiento económico, esto en el acto “Desafíos del siglo XXI”, que fue organizado por la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz, Cainco.

“Hoy quiero hacer un balance de cómo está la economía actualmente, las áreas que el gobierno está priorizando y va a priorizar en los siguientes años con inversión pública y cómo esto puede abrir un conjunto de oportunidades, especialmente al sector privado” para apoyar las acciones del Estado, afirmó la autoridad nacional.

Así, García Linera explicó que Bolivia tiene una economía de 40 mil millones de dólares, el crecimiento económico del país supera al de Chile, Perú, Paraguay y Uruguay y se espera que para esta gestión este sea de o mayor al 4,5 %, pese a la fluctuación de los precios internacionales de las materias primas.

Igualmente, ponderó las reservas internacionales, el ahorro bancario y el dinero existente en las AFP cuyos montos alcanzan los 52 mil millones de dólares, “es decir más dinero que el Producto Interno Bruto anual, nuestro PIB es de 40 mil y este año vamos a llegar a 42.500”, datos que muestran que se puede tener una sólida economía nacional.

De igual manera, el mandatario de Estado indicó que la deuda externa se mueve en torno al 23 % en relación al PIB, la cual está en las tasas de endeudamiento que recomiendan los organismos internacionales.

Asimismo, García Linera explicó que las exportaciones bolivianas tuvieron su cúspide el año 2014 en el cual alcanzaron los 12 mil millones de dólares, pero se espera que esta cifra sea superada en los siguientes años, ya que actualmente se presenta un déficit comercial, es decir, que se importa más de lo que se exporta, aunque se debe tener en cuenta que la mayor parte de las importaciones se concentran en la parte productiva tanto en materia prima como bienes de capital.

Igualmente, destacó que el Estado ocupe entre el 35 y 40 % de la economía nacional y que la inversión pública haya pasado de 600 millones de dólares a seis mil millones de dólares planificados para este 2019, “el Estado va a seguir invirtiendo y se espera que para el año 2025 esta llegue a una inversión pública de cerca a 13 mil millones de dólares para garantizar la tasa de crecimiento por encima del 4,5 %”, complementó.

En el ámbito social destacó que en los últimos años se incrementara la cantidad de estudiantes inscritos a primaria, 47 %; a secundaria, el 40 %; y a inicial, el 12 %, datos que muestran “que tenemos una población con mayores niveles de instrucción, en cierta manera de promedio de cinco años, estamos pasando a un promedio de escolaridad de 12 años”.

También indicó que gracias al modelo económico de redistribución de ingresos se tiene una nueva característica de la sociedad boliviana “pues se está dando un envejecimiento de la sociedad”, pues se ha dado un crecimiento de la cantidad de las personas mayores de 51 años y se ha reducido la cantidad de nacimientos con la disminución de la tasa de reproducción, esto es propio de las sociedades de ingresos medios, además, se dio un incremento de diez años de vida.

Asimismo, el vicepresidente explicó cómo se incrementó la clase media por su capacidad de consumo, lo que también abre oportunidades para que surjan los micro, pequeño y grandes emprendimientos.

Por otro lado, se refirió a que el gobierno nacional ha llevado a cabo cambios importantes en la banca y la obligó a que el 60 % del dinero acumulado sea destinado a la producción y a la construcción con un interés del 6 % máximo. “Hemos abierto una fuente de financiamiento y estamos dispuestos a dialogar sobre otras fuentes de financiamiento para el sector privado”, agregó, e instó a incrementar la frontera agrícola, diversa, con riego tecnificado con formas de producir que sean amigables con la naturaleza, porque ocupa niveles bajos en el contexto mundial.

En relación a las inversiones que realiza el gobierno nacional señaló que se lo hace en la generación de energía eléctrica para cubrir el consumo interno y luego exportar el excedente, cerca del 10 % de la que ya se produce es de forma alternativa; también se invierte en la construcción y mejoramiento de carreteras en todo el país para intercomunicar al territorio nacional, y se continuará con esta tarea con una inversión de hasta mil millones de dólares para los siguientes años.

De igual forma, se invierte en riego tecnificado, en vivienda social, turismo, salud mediante la construcción de hospitales de segundo, tercer y cuarto nivel; en la parte de la agropecuaria, el vicepresidente informó que en los siguientes días se emitirá el decreto que autoriza el uso de semillas modificadas con lo que espera se mejore la productividad y se amplíe la frontera agrícola; producción de carne bobina que puede ser exportada al igual que la carne de res, el Estado abre mercados y los negocios los debe hacer el sector privado, acotó.

Otra área en la que se invierte y se continuará con ello es la de hidrocarburos, y destacó la cantidad de reservas certificadas de gas existentes en el país lo que asegura el futuro de las siguientes generaciones y el vicepresidente pidió que se vea a la empresa de YPFB como amiga para concretar otras alianzas conjuntamente los productores de soya.

Finalmente, el mandatario de Estado explicó la industrialización del litio, la obtención de baterías de litio y las sales que se obtienen de este recurso natural.