El presidente en ejercicio afirmó que el niño héroe que guió a los bomberos y voluntarios en el incendio de la sierra de Sama dio una gran lección a Bolivia

Sábado 14 de abril de 2018

(SAN PEDRO DE SOLA-TARIJA).- “La lección que has dado a toda Bolivia es de apego a la tierra, es la de amar a su tierra y a la naturaleza, esa lección nos has dado”, afirmó, esta tarde, Álvaro García Linera, presidente del Estado en ejercicio, quien junto a su esposa, Claudia Fernández, y a su pequeña hija, Alba, participó en la entrega de la solución habitacional para la familia de Carlos Daniel Guerrero Mamani, quien a sus diez años, guió a los bomberos y voluntarios para apagar el incendio de la serranía de Sama, en agosto del año pasado.

“Carlitos es muy valiente, arriesgó la vida como lo hicieron muchos otros jóvenes tarijeños, y como él, dieron una lección a Bolivia de ese apego, de ese amor a la tierra; salió de su casa, se arriesgó, condujo a los bomberos, a los voluntarios por las zonas más complicadas por donde estaba el fuego; es una acción de gran valentía y un ejemplo para todos los bolivianos”, aseveró el mandatario de Estado.

Por su parte, Carlos comentó que cuando el fuego avanzó hacia San Pedro de Sola, él vio cómo salía humo de detrás de los cerros, que su papá le dijo que sirviera de guía y él se dirigió a donde estaban los bomberos y voluntarios para llevarles hasta los lugares de más difícil acceso, donde las llamas se expandían.

“Salí a las cinco de la mañana, caminé durante tres horas y llegué hasta donde estaba el fuego, no me dio miedo, porque tenía que proteger la cañería de agua. Las personas luchaban para apagar el fuego y yo tenía machetes y agua para ellos”, contó Carlos Guerrero, quien tiene diez hermanos, el mayor de 32 años y la menor de cinco.

La autoridad nacional indicó que mediante el pequeño se rinde un homenaje a todos los tarijeños que “salieron a defender su parque, su bosque, su reserva como si fuera su madre misma, su padre mismo; se arriesgaron miles de jóvenes, era muy peligroso porque el viento llevaba el fuego de un lado al otro, cambiaba de dirección e incendiaba más lugares”, acotó.

“Había esta voluntad, este compromiso para salvar la reserva, es como si la reserva fuera parte de la familia del tarijeño, y por eso más de 30 mil personas salieron a socorrer a la reserva, Premiándote a ti, Carlos, estamos premiando a todos los tarijeños que aman su patria, que aman su tierra y que han arriesgado la vida para protegerla”, complementó.

El presidente en ejercicio obsequió también al pequeño una cama con su colchón, un ropero, un escritorio, sábanas, libros, entre otras cosas.

Por su parte, el padre de Carlos, Crisologo Guerrero, afirmó, “agradezco con todo el corazón al presidente Evo y al vicepresidente porque han mejorado mi casita, yo nací en 1963, y nunca en mi vida vi que una autoridad estaba cerca a la gente del campo, a la gente humilde, yo les agradezco”.

Asimismo, la mamá del pequeño, Gabriela Mamani, dijo, “agradezco al presidente Evo por todos los presentes que me ha mandado y por el mejoramiento de mi vivienda, que Dios lo bendiga y que siga adelante”.

El mandatario de Estado señaló que en Guerra Huayco también se mejoró y amplió otra vivienda para Carmen Altamirano, cuyo esposo falleció en el incendio de la serranía de Sama, también informó que en los trabajos realizados en ambas viviendas se realizó una inversión de 110 mil bolivianos.