El presidente aseveró que con la unidad de todos se recuperó la patria y que nada es imposible para el pueblo

Lunes 6 de agosto de 2018

(POTOSÍ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, afirmó, esta mañana, que con la unidad de todos se recuperó la patria y que nada es imposible para el pueblo, esto en la sesión de honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) desarrollada en la Casa Nacional de la Moneda, ubicada en la ciudad de Potosí, en el 193 aniversario de la independencia de Bolivia.

“Gracias a la unidad del pueblo boliviano, gracias a que se recuperaron los principios y valores que nos dejaron los guerrilleros de la independencia y a quienes lucharon por nuestra patria, nos dejaron el legado de recuperar la patria, con esa unidad hemos recuperado la patria y ahora tenemos la nueva Bolivia (…) con la unidad del pueblo nada es imposible”, afirmó el mandatario de Estado.

Asimismo, destacó la unidad del pueblo boliviano que permitió llevar adelante la nacionalización para recuperar de los recursos naturales, “esta política va a continuar y no es una política del gobierno sino una política del pueblo boliviano y debemos saludar a los movimientos sociales por esa gran decisión tomada para garantizar la recuperación de nuestros recursos naturales”, enfatizó.

De igual manera, el mandatario de Estado recordó que pese a la crisis económica mundial generada por la baja del precio del barril de petróleo y de otras materias primas, Bolivia ha mantenido un crecimiento económico destacado en Sudamérica, que se debe a diversas medidas asumidas en este ámbito, las mismas que son reconocidas incluso por organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) que destacó el proceso de desdolarización que se desarrolló con estabilidad macroeconómica y el uso de medidas macroprudenciales.

Igualmente, el presidente Morales resaltó que se haya determinado lanzar, el año pasado, el plan de fideicomisos con el que se beneficiaron los gobiernos departamentales, municipales y universidades del país con una inversión de 4.739 millones de bolivianos.

También destacó que se hayan incrementados los ahorros en la banca que en 2005 alcanzaban a 3.826 millones de dólares a 25.945 millones de dólares, en 2017; que en las AFP se tengan 15.830 millones de dólares en comparación a los 2.060 millones de dólares que habían en 2005; y que las reservas internacionales sean de 10.261 millones de dólares, hasta 2017, en relación a los 1.714 millones de dólares, de 2005.

“Nuestras fortalezas económicas, en políticas sociales, han permitido importantes avances en las condiciones de vida en nuestra población”, agregó, e indicó que el desempleo, en 2005, entre los varones era del 6,8 % y de las mujeres, 9,9 %, pero que en 2017 se registró un desempleo del 4 % entre los varones y del 5,5 % entre las mujeres, porcentaje calificado como el más bajo de Latinoamérica, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

Por otro lado, el mandatario de Estado exhortó a la población, en general, y a la de las comunidades que se encuentran en las fronteras con los países vecinos, en particular, a luchar contra el contrabando porque este es “como una sangría económica” y dijo que si este disminuye, crecería aún más la economía nacional.

De igual manera, señaló que el gobierno nacional está empeñado en la lucha contra la corrupción y que no se protegerá a ninguna persona o autoridad que esté involucrada en hechos de esta índole.