El presidente afirmó que la construcción de la Casa Grande del Pueblo recupera la identidad de los bolivianos y permite acabar con el Estado inquilino

Jueves 9 de agosto de 2018

(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, afirmó, esta noche, que la construcción de la Casa Grande del Pueblo recupera la identidad de los bolivianos y permite acabar con el Estado inquilino, esto en la inauguración de esta nueva infraestructura ubicada en la parte posterior del Palacio Quemado, el mismo que pasará a ser un museo.

“Ya era hora de tener esta Casa Grande del Pueblo, después de tantos años, los movimientos sociales, los indígenas, construimos y recuperamos nuestra identidad para construir esta Casa Grande del Pueblo (…) Hoy es un día de orgullo para el pueblo boliviano porque tenemos dignidad, identidad y estamos trabajando por la igualdad de todas y todos los bolivianos”, afirmó la autoridad nacional.

Asimismo, indicó que era necesaria la construcción de esta nueva edificación porque el antiguo palacio nunca representó al pueblo de Bolivia y además porque se quiere dejar de ser un Estado inquilino, es decir, dejar de pagar alquileres para el funcionamiento de varios ministerios, ya que estos alcanzaban a un presupuesto de 20 millones de dólares anualmente.

“Me di cuenta que en el palacio no había ningún símbolo andino ni amazónico, todo es europeo”, pero no se podían cambiar porque está protegido por normas, “de ahí viene una de las razones para construir la Casa Grande del Pueblo”, complementó Morales y añadió que en poco tiempo se recuperará la inversión de 35 millones de dólares realizada en esta nueva infraestructura.

El mandatario de Estado indicó que, este nuevo edificio de 26 plantas y tres niveles de subsuelo, contiene los símbolos andinos y amazónicos y pasa a ser parte del patrimonio cultural de los paceños y de los bolivianos, y pidió a todos cuidarlo mucho.

“Hoy dejamos el palacio del Estado colonial para venirnos a la Casa Grande del Estado Plurinacional de Bolivia, otro hito histórico gracias a la lucha y la unidad del pueblo boliviano (…) Es una gran alegría inaugurar esta obra como un símbolo de nuestra identidad, de nuestra nacionalidad y, lo más importante, un símbolo de nuestro Estado Plurinacional; con el pueblo unido nada es imposible, tenemos programa, identidad, soberanía, tenemos movimientos sociales, a la policía, a las Fuerzas Armadas”, enfatizó.

Asimismo, indicó que la Casa Grande del Pueblo estará abierta a la visita de los recién casados los sábados y que se programarán visitas guiadas para la población en general los días domingo, además, dijo que el auditorio podrá ser utilizado para las graduaciones de las unidades educativas y otros eventos similares.

Morales comentó que en 1562 se determinó la construcción del gobierno local de la intendencia de La Paz, también señaló que en esa época el terreno del actual Palacio Quemado era el Cabildo donde funcionaba la cárcel, el mismo que en 1851, por orden del presidente José Ballivián, se demolió y se construyó el palacio de gobierno, que se concluyó en 1853, en el gobierno de Manuel Isidoro Belzu, el techo en el patio del centro fue colocado en 1923, para obtener el actual hall.

También, se refirió a las muertes que se registraron en esa instalación, tres presidentes perdieron la vida: Manuel Isidoro Belzu, Agustín Morales y Gualberto Villarroel, además, en el tiempo que fue Cabildo y ya palacio, murieron otras 21 personas entre presos, rebeldes contra la corona española, y otras, además de Bartolina Sisa, quien permaneció presa durante un año, en el que fue torturada, luego colgada y descuartizada en la plaza Murillo.

“Ese palacio representa las luchas por intereses políticos, primero, de los invasores españoles; segundo, de quienes ostentaban las políticas de seguir saqueando a Bolivia”, agregó.

El mandatario de Estado expresó su deseo de poder concentrar todos los ministerios y otras instituciones estatales en el centro de la sede de gobierno, con el fin de facilitar los trámites y la gestión de las autoridades que llegan desde el interior del país, por lo que exhortó a las autoridades locales a ceder terrenos para mejorar la atención al público.

De igual manera, indicó que al vivirse un proceso de descolonización es necesario realizar una revisión de los nombres tanto de los lugares territoriales como de los edificios del país y recuperar los anteriores a la colonización.

Por ejemplo, indicó que el territorio del departamento de La Paz antes llevaba el nombre de Chuquiago Marka y que fue fundado como La Paz, en 1548, porque hubo un enfrentamiento entre armagristas y pizarristas, dos corrientes de españoles que peleaban por el poder, y se llegó a la paz.

Finalmente, el mandatario de Estado informó que se compró la infraestructura requerida para que funcione la embajada de Bolivia en Colombia, con lo que se dejará de pagar alquiler en ese país.