El gobierno nacional benefició con 222 viviendas cualitativas a los vecinos de diferentes barrios de la ciudad de Santa Cruz

Viernes 20 de septiembre de 2019

(SANTA CRUZ DE LA SIERRA).- La tarde de este jueves, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, entregó 222 viviendas cualitativas, ubicadas en diferentes barrios pertenecientes al distrito 14, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

“Estamos aquí para hacerles la entrega de estas lindas y sencillas viviendas dignas”, afirmó el mandatario de Estado, quien destacó la importancia de que las familias del país cuenten con una vivienda que les proporcione las comodidades mínimas para habitar.

Los barrios donde se encuentran las viviendas de los beneficiarios son: Jorori, Villa Viviana, Betania, Quior, Reja Blanca, Santa Clara, Sinini, Villa Cupesi, Nueva Esperanza, Guapurú, La Codiciada, Nazaret, Perla Dorada, Rosa de Rodali, Villa Moderna, Villa Tranquila, 27 de Mayo, Chicago, Divino Niño, Jardín del Sur y otros más.

El proyecto permitió a cada familia mejorar y ampliar las viviendas desde una superficie de 47,2 metros cuadrados hasta 97,80 metros cuadrados en los cuales se realizaron trabajos de mejoramiento, ampliación y/o renovación en dormitorios, galerías, cocinas y baños.

Entre los beneficiarios se encuentran 57 madres solteras, ocho padres solteros, siete adultos mayores y cuatro familias con dependientes con discapacidad.

En la ocasión, los beneficiarios agradecieron el apoyo de las autoridades nacionales por brindarles el apoyo para que puedan contar con una vivienda digna para sus familiares.

Por su parte, el vicepresidente comprometió continuar con el trabajo en favor de la población de escasos recursos y destacó que al momento sean 30 mil viviendas sociales las que construidas en todo el departamento de Santa Cruz.

“Quiero decirles a todos que el presidente Evo nunca va a dejarlos solos, siempre estará trabajando por ustedes”, expresó.

Así también, anunció que en los siguientes meses se prevé implementar una nueva modalidad de crédito para beneficiar a las familias bolivianas con una vivienda social, con el único requisito de que haya una persona que garantice el ingreso de 2.500 bolivianos por parte del interesado.