2006-2009 Álvaro García Linera

Trigesimo octavo Vicepresidente de la República de Bolivia (2005-2009).
Vicepresidente de Evo Morales Ayma.

(Cochabamba, 19 de octubre de 1962)

Desde sus primeros años de juventud, se acercó a varios clásicos del conocimiento universal, como Kant, Hegel, Gramsci, Nietzsche y, por supuesto, Marx y Lenin, lo que despertó en el una fuerte motivación intelectual y social. En 1985, genera contactos con dirigentes campesinos y mineros que formaban parte de las estructuras políticas de los sectores populares del país. Entre ellos se encontraba Felipe Quispe. Desde entonces, inicia visitas a las comunidades indígenas y centros mineros para irradiar el discurso de la sublevación indígena y obrera para la toma directa del poder. Los postulados que presentaba Álvaro García por entonces eran realmente revolucionarios, a tal punto que quien más afectada se sintió fue la vieja izquierda tradicional boliviana, que no lograba salir de su anclaje en los postulados del Nacionalismo Revolucionario y los manuales vulgarizadores del pensamiento marxista.

Álvaro García forma parte de la fundación del Ejército Guerrillero Tupaj Katari (EGTK), cuyo objetivo era apoyar la insurgencia indígena. El núcleo central de esta organización son las comunidades aymaras del altiplano paceño. Hasta 1992, se dedicó casi exclusivamente a la organización y aporte ideológico al EGTK, en la permanente tarea de conciliar la teoría indianista con el marxismo, generando una praxis revolucionaria - comunitaria. El 10 de abril de 1992, los servicios secretos del estado boliviano detienen a Álvaro García, a quien someten a tortura durante varios días, antes de presentarlo ante el ministerio público. Confinado junto a los principales dirigentes del EGTK a la cárcel de Chonchocoro, sin sentencia durante cinco años, Álvaro García tuvo el tiempo para leer y reflexionar profundamente la teoría marxista, llegando a la cúspide de la abstracción intelectual con su libro Forma Valor, Forma Comunidad, publicado mientras permanecía detenido. En 1997, por no haber alcanzado su juicio una sentencia, Álvaro García es liberado. El mismo año, Evo Morales es elegido diputado uninominal. Una vez en libertad, la tarea principal para García es muy clara: reorganizarse; levantar nuevamente una estructura política capaz de hacer frente al embate liberal y retornar al proyecto de toma del poder por un bloque popular.

Desde el año 2000, Álvaro García, junto con otros intelectuales, despliegan un conjunto de investigaciones y ensayos cuyo título común es: Movimientos Sociales. Al plantear a éstos como la fuerza creadora de la sociedad y la expresión de las descomposiciones provocadas por el colonialismo perpetuo y el neoliberalismo, se sientan las bases académicas para la explicación de todos los fenómenos que se presentarán en los siguientes años en el país. El aparato ideológico liberal como sus intelectuales se fueron hundiendo en la misma medida en que ascendían los sectores populares en el camino a la toma del poder político. En 2005, Evo Morales lo invitó a presentarse junto a él, como candidato a la Vicepresidencia, en las elecciones generales de diciembre. El 18 de diciembre se cumplió su sueño más importante, se proclamó el primer gobierno indígena en el país, además la conquista fue aplastante, Evo Morales es el primer presidente electo con más del 50% de los votos en la historia de la democracia boliviana. Se estableció también el reto más importante de la vida de Álvaro García, tiene el deber de apoyar, con su vida si fuera necesario, al primer presidente indígena de Bolivia.